¡Hola, hola! ¿Conocéis a los personajes Kike y Kika? Si la respuesta es sí, ya estaréis encantados con esta pareja, y si la respuesta es no, aquí os hago un avance.

Hoy nos toca Kike y Kika van a la playa, pero también hay otro cuento de ellos y podéis tener mas información sobre esta pareja y sus aventuras pinchando aquí.

Kike y Kika van a la playa es un cuento con solapas, así que si tenéis niños entre 2-4 años es un acierto asegurado. Este tipo de cuentos les fascinan, levantando las solapas y encontrando nuevas imágenes que para ellos son como tesoros. Annie se puede pasar un buen rato levantando las solapas de todas las hojas y volviendo a ellas una y otra vez.

Elegir cuentos para los peques a veces puede parecer complicado, porque no sabemos si le gustará, si acertaremos, etc. Yo creo que regalar o comprar cuentos siempre es un acierto, pero si aun queremos dar más en el clavo con ellos lo que tenemos que hacer es reflexionar sobre la etapa en la que está el niño, o cosas que pueden acontecer en los próximos días. Así seguro que se sentirá más identificado con el cuento y con la historia. Por ejemplo, si al niño/a le gustan los animales, los cuentos sobre esta temática le fascinaran, como historias en una granja o sobre el océano. Otro ejemplo, si está a punto de tener un hermanito/a, cuentos sobre este gran cambio le ayudará mucho en el proceso, y siempre hay gran variedad para poder escoger. Este cuento es un buen ejemplo, ya que llega el verano e iremos a la playa a jugar con la arena, comer helados  y bañarnos en el mar. Así es muy fácil que el niño/a se identifique. Así que, es ideal para el tiempo de verano y de vacaciones. Como decía, creo que Annie ya se lo sabe de memoria de tanto mirar las páginas y levantar las solapas.

Como podéis ver, la historia trata sobre un día en la playa. Kika, mientras desayunaba con Kike, decide ir a la playa porque ha salido un día soleado. Cogen el autobús y empieza su gran día. Comen helados, se ponen crema para el sol, buscan conchas, hacen un castillo de arena… Pero Kike tenia un poquito de miedo y no quería meterse en el mar, Kika, como es muy buena amiga, le da de la mano para que no tenga miedo y enseguida Kike se puso contento porque estaba nadando y ya no tenia miedo.


Una historia de dos amigos, disfrutando durante todo el día juntos en la playa y superando miedos. Porque la amistad está para lo bueno y para lo malo, ¿verdad? Los cuentos son maravillosos, y más cuando te enseñan valores que te ayudarán a ser mejor persona en un futuro.

A descansar y muy buenas noches…

2 thoughts on “Kike y Kika van a la playa 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s