Los dientes de mi bebé

Hace mucho que Annie ya no es un bebé, aunque para mi siempre seguirá siéndolo. Y ahora, con el tiempo, tengo perspectiva para escribir sobre algo que todas las mamás nos preguntamos alrededor de los 4 meses de vida del niño/a: ¿ y para cuándo los dientes?

Nos dan una serie de información de cómo suelen salir los dientes: primero los dos de abajo, luego los dos de arriba, etc. Pero ya sabemos que no todos los niños son iguales y no todos siguen las pautas ¨normales¨. Como podéis ver en la imagen, esta es la pauta que nos dan en los centros de salud y es una estimación de cómo y cuándo suelen salir los dientes.sisidientes

Recuerdo perfectamente que cuando Annie tenia 4 meses empezó a babear muchísimo. Como madre primeriza pensé “eso es porque le van a salir pronto los dientes”. ¡Ja! Ahora me río y pienso ¡ilusa de mí! Mi bebé seguía babeando con 6, 8 y 10 meses… y seguía sin dientes.  A punto de cumplir el año, una de mis compañeras de trabajo me dijo muy expresiva: “tiene un diente” Y yo….”¿dónde?” Siempre le miraba los incisivos centrales inferiores, y en una de las carcajadas de mi hija, mi compañera le vio blanco en un lado de la encía de arriba. Os prometo que no me estoy inventando nada, mi hija tenia un diente, su primer diente y no me había enterado. Su primer diente con 11 meses fue un incisivo lateral superior, el que suele estar entre la pala de arriba y el colmillo. No me podía creer que ese fuera su primer diente y encima mi compañera se lo viera primero. Mala madre…

Después de su primer cumpleaños, de pronto le salieron unos cuantos más, y en un abrir y cerrar de ojos, a los 14 meses, ya tenia 8 dientes. En dos meses le salieron todos los dientes que le tenían que haber salido en seis. Igual os preguntaréis que lo debió de pasar horrible y que lloraría mucho, pero la verdad que para salirle tantos de golpe no lo pasó tan mal como me habían comentado y la salida de los dientes no fue para nosotras ningún momento apocalíptico ni oscuro que recordamos con lágrimas y dolor. Pasó tan rápido que no nos dimos ni cuenta. Babeaba igual que los meses anteriores y su apetito disminuyó un poquito, pero nada alarmante. Así que con mi experiencia os quería decir a todas que de nada sirve especular, ni de nada sirve querer que nuestro bebé crezca como un rayo. Cada uno tiene su tiempo, su nivel madurativo, y más pronto o más tarde todo llega. Siempre digo que empezó a andar antes de que tuviera dientes,  y se echan a reír, ¡Que sí, creedme!

En fin, anécdotas y experiencias como madre primeriza…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s