Can Bassa, mi #livingbookingexperience

¡Hola! ¿Sabéis qué? Llevo días soñando con este lugar que os voy a mostrar…
Madresfera nos envió un correo invitándonos a participar: nos animan a escribir un post escogiendo un destino de los tres que oferta Booking y yo me he enamorado de este lugar en la Madremanya, uno de los lugares con más encanto del Empordà (Girona). Desde entonces no puedo dejar de pensar en Can Bassa y sus alrededores.
Sólo mirar las fotos me trae paz y tranquilidad, en medio de un entorno rural, sin ruido, sin estrés ni agobios. ¿Será eso posible?
Hace justo un año, mi vida cambió. Annie llegó a nuestras vidas un 6 de marzo de 2015, a las 03.24 de la mañana y esa fue una de mis primeras noches en vela. De pronto te adentras en un mundo mágico y a la vez agotador. Lactancia exclusiva, noches pegada a ella dándole pecho, con ella a todas partes porque tu eres su único alimento… Momentos inolvidables, pero agotadores. Desde que nos convertimos en papás, hace un año, no hemos tenido ninguna  escapada. El verano se nos fué rapidísimo aprovechando que teníamos la playa cerca y papá tuvo que trabajar bastante. Llevamos muchos meses de esfuerzo, trabajo, compaginando estudios y maternidad. Así que cuando nos invitaron a escribir un post, pudiendo ser uno de los ganadores para esta escapada no me lo pensé.
Ahora entendéis porque llevo días soñando con este sitio ¿verdad?
Un lugar ideal para desconectar, disfrutar de la familia, descansar, respirar aire limpio y puro. Quiero levantarme y escuchar pajaritos y oler esa fragancia que solo la montaña y el campo, pueden dar.
Booking tiene un excelente servicio, nos muestra en detalle el destino: dónde se encuentra, mapa, fotos y servicios que te ofrece el lugar en concreto. Y por si fuera poco podemos encontrar opiniones de personas que visitaron el lugar. A mi eso me da muchísima confianza y te anima a viajar con seguridad, sin sustos de última hora. Le dan una puntuación de 9,6 entre 10 a Can Bassa, ¿que más se puede pedir?
Además, mirando las casas, ¡es que son preciosas! Ya me veo disfrutando de unos días pascueros junto a Annie correteando por el jardín de Can Bassa, tumbándonos en las hamacas y pudiendo aprovechar de este lugar tan idílico. Esta casa es perfecta para el recuerdo. Como mamá, deseo que mi hija recuerde y tenga en su memoria momentos involvidables. Momentos familiares e unicos, que penetren en su corazón y que anhele volver a vivirlos. Can Bassa está en un lugar privilegiado, hermoso para nuestros ojos y que llegará al corazón sin dudarlo. Ojalá podamos disfrutar estas pascuas en Girona y nos llevemos pedacitos de recuerdos, deseando volver y repetir momentos mágicos que solo pocos lugares pueden ofrecer.
 Yo quiero ser Booker… Can Bassa, ¡te quiero conocer!

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s